¡Bienvenido al Blog de Hamac!

Hamac innova por el bienestar del bebé y del planeta. Os animamos a que habléis de vosotros en este espacio y que compartamos juntos nuestras ideas para seguir mejorando el bienestar de nuestros pequeños. La discusión está abierta. ¿Esperamos vuestros comentarios!

Gatear: 7 precauciones que debes tomar

19.04.2017 | por Hamac | Educación y Crianza

Gatear: 7 precauciones que debes tomar
Y de repente, un día, ves que tu bebé empieza a gatear. ¡Qué ilusión! Pero, ¿tomas las precauciones necesarias para que el pequeño no corra riesgos?

Todas las madres nos ponemos muy contentas cuando le vemos que pasa de reptar a gatear. Es un paso muy importante el desarrollo de la psicomotricidad del pequeño.

Y para disfrutar de ello y vivirlo de forma relajada es por lo que hoy te vamos a hablar de las protecciones que debes tener en cuenta para que tu hijo no tenga ningún accidente.

 

1. Tapa los enchufes

Parece mentira que algo tan industrial como una ferretería pueda ser un gran aliado para nuestro bebé, ¿no? Baja a la tienda de tu barrio y pregunta por las diferentes opciones que tienes para tapar enchufes y regletas. Seguro que te ofrece más de una alternativa.

 

2. Recoge los cables sueltos

¡Espera! No salgas de la ferretería. J
Ya que estás ahí, vas a necesitar algún sistema para recoger los cables sueltos que solemos tener en el suelo: esas regletas, teléfonos, ordenadores…

Procura que no queden en el paso porque tu pequeño podría tropezar, enredarse o estirar de ellos.

Evita que eso pase y toma precauciones en su gatear.

 

3. Protege las esquinas

Después de un tiempo de gatear, tu hijo querrá andar. Y, en ese proceso, las esquinas serán uno de sus puntos de apoyo favoritos.

Coloca algún tipo de goma espuma y protégele de posibles chichones.

 

4. Productos de limpieza

Por supuesto, toma las precauciones necesarias para alejar al bebé de los productos químicos.

Seguramente los tengas recogidos en un armario pero, ¿tu hijo puede abrir esa puerta y acceder a ellos?

Y, una cosa más: ¿tienes en los rincones algún anti cucarachas, hormigas o similar? Si es así, busca otro lugar donde esconderlos para que él no los tenga a su alcance.

 

5. Aleja a tu bebé de las escaleras

Y nos referimos a las reales, si tu casa tiene varias plantas, y a las artificiales.

Es decir, ten la precaución de que no pueda utilizar alguna caja, altavoz o taburete para subirse a él. ¡Ya sabes cómo se las ingenian!

 

6. No les dejes plantas a su altura

Ese pequeño bosque les encanta. Te va las va a “podar” a su estilo, quizá intente comprobar su sabor y el puñado de tierra en su boca no te lo quita nadie.

Mejor apártalas de su alcance.

 

7. Cierra el acceso a cocina y baño.

Papelera, basura, rollo de papel higiénico… ¿Te le imaginas trasteando a su antojo en estas habitaciones?

 

Por último queremos dejar una pequeña reflexión sobre el gozo que también a él le produce esta nueva forma de desplazamiento que ha descubierto.

Le da autonomía y libertad. ¡Empieza a hacerse mayor!

Pensemos en su comodidad, para que pueda disfrutar de su movilidad al máximo.

Los pañales de tela Hamac se adaptan perfectamente a su cuerpo y le mantienen seco más tiempo. No le producen irritaciones y podrá gatear sin pensar en rozaduras o escozores.

Hazle ese regalo, háztelo a ti y al medio ambiente:

  • Él cómodo y seco
  • Tú ahorras
  • El medio ambiente con menos desechos

 

Hamac, marca innovadora para el bienestar de tu bebé.

Añadir un comentario

Indica tu nombre :
Indica una dirección e-mail válida
Indica un mensage