¡Bienvenido al Blog de Hamac!

Hamac innova por el bienestar del bebé y del planeta. Os animamos a que habléis de vosotros en este espacio y que compartamos juntos nuestras ideas para seguir mejorando el bienestar de nuestros pequeños. La discusión está abierta. ¿Esperamos vuestros comentarios!

¿Por qué es recomendable que lleves a tu hijo a piscinas cubiertas?

19.11.2019 | por Hamac | Educación y Crianza

¿Por qué es recomendable que lleves a tu hijo a piscinas cubiertas?

La piscina, ese lugar que junta a grandes y pequeños y que tantas posibilidades ofrece. La natación es un deporte muy saludable y seguro, pero, además, el agua genera una gran atracción en niñas y niños. ¡Y para tu bebé será una gran experiencia sensorial!

Eso sí, te recomendamos que elijas siempre piscinas cubiertas.

Matronatación

Cada vez está más de moda que mamás y papás vayan con sus bebés a actividades. Yoga, conciertos para bebés, cuentacuentos infantiles, talleres de manualidades… ¡La oferta de ocio actual es increíble!

Desde Hamac, nos encanta recomendar estas actividades, y la que nos gusta especialmente es la matronatación en piscinas cubiertas. Las clases están dirigidas, y perfectamente estudiadas para que cumplan con varios objetivos: diversión, aumento del tono muscular y fomento del equilibrio de tu bebé. Solo necesitarás un pañal bañador y una toalla.

 

Razones para llevar a tu bebé a piscinas cubiertas

Aconsejamos, cuando se tienen niños o niñas de 0 a 4 años, que sean llevados a piscinas cubiertas.

Olvídate del sol

En las piscinas cubiertas, el sol deja de ser un problema. Como te hemos explicado en anteriores entradas, la piel de bebé tiene muy poca melanina, por lo que es más fácil que se queme. Esto te obliga a todo tipo de trucos: dejarle la camiseta puesta, comprarle unas gafas de sol, ponerle un gorro, llevar sombrilla si no esperas que haya libre… Vamos, que se vuelve todo más complicado en el exterior.

Temperatura estable

Con las piscinas cubiertas no hay riesgos de que tu bebé coja un resfriado. No hay el mismo choque térmico que puede haber en otras piscinas, en las que tan pronto puede ponerse el sol como levantarse aire. Además, el agua está muy regulada para que se mantenga en torno a los 26º o 32º. Nuestro peque sentirá mayor confort con temperaturas en torno a 30º, por lo que estará más o menos satisfecho/a y será algo agradable.

Piscinas a su medida

Cuando hablamos de piscinas cubiertas, solemos encontrar gran variedad. Hay algunas especialmente diseñadas para nadadores y nadadoras, con vía rápida para que se sientan como Michael Phelps. Para nuestros bebés y peques por debajo de los cuatro años, hay piscinas cubiertas pensadas para garantizar su seguridad y hacer que no sientan la incomodidad que podría surgir de tener que compartirla con mayores. Aunque les encanten los estímulos, siempre es hasta cierto punto. ¡Mejor un lugar en el que sientan que tienen control!

Una inversión a futuro

Llevar a tu peque a una piscina cubierta favorecerá el vínculo materno y paterno filial, su desarrollo psicomotor, su capacidad pulmonar, su relación con el cuerpo y la adquisición de una mejor coordinación. Asimismo, enseñar a nadar a niñas y niños de 3-4 años es clave para contribuir a su seguridad de mayores y que no desarrollen acuafobia infantil. ¡Ya verás cómo no faltan a los planes de piscina cubierta o a las piscinas de amigos y amigas! Mejor que vayan teniendo mucha experiencia, y sintiéndose como pez en el agua.

 

¿Cuándo reservas un día para acudir a una piscina cubierta con tu bebé?

Añadir un comentario

Indica tu nombre :
Indica una dirección e-mail válida
Indica un mensage

En la tienda