¡Bienvenido al Blog de Hamac!

Hamac innova por el bienestar del bebé y del planeta. Os animamos a que habléis de vosotros en este espacio y que compartamos juntos nuestras ideas para seguir mejorando el bienestar de nuestros pequeños. La discusión está abierta. ¿Esperamos vuestros comentarios!

¿Cómo funciona la memoria de un bebé?

12.10.2019 | por Hamac | Educación y Crianza

¿Cómo funciona la memoria de un bebé?

¿Qué es lo primero que recuerdas de tu vida? Hay personas que responden a esta pregunta con un suceso muy concreto de cuando eran bebés, y lo cuentan con infinidad de detalles. La memoria de un bebé es bastante limitada, así que desconfía.

Hoy te contamos por qué y te damos claves para entender mejor a tu bebé.

Frágiles recuerdos

“Mi memoria es magnífica para olvidar”, decía el famoso escritor Robert Louis Stevenson. Y, lo cierto, es que no solo la suya. Creemos recordar muy bien los distintos acontecimientos que han sucedido a lo largo de nuestra vida, y suponemos que la memoria de un bebé es la única que puede fallar. Nos equivocamos.

Al igual que en la memoria de un bebé, lo que más tiende a fijarse son aquellos eventos que han tenido un impacto emocional por nuestra parte. Influye, asimismo, el hecho de que estén relacionados con algo que ya tengamos almacenado en nuestra memoria, o que seamos capaces de encontrarle un sentido.

Cada vez que recordamos, estamos haciendo una reconstrucción. Nuestra memoria, como ocurre con la memoria de un bebé, es poco fiable. Podemos desarrollar memorias falsas, con el fin de rellenar espacios en nuestros recuerdos. ¡Y todo esto sin darnos cuenta!

 

La memoria de un bebé evoluciona

Hasta los tres años, la memoria de un bebé es a muy corto plazo. Sucede que el cerebro del bebé aún no ha madurado lo suficiente para que se produzca la consolidación de la memoria. Al menos, esa es la opinión más extendida, pues hay quienes piensan que el problema de la memoria de un bebé es la dificultad en el acceso.

 

De 0 a 6 meses

A los dos meses tu bebé empezará a reconocer las caras de las personas que vea con mayor frecuencia. La memoria de un bebé de tan corta edad es una memoria implícita. Registrará y almacenará la información que le llega por los sentidos sin ser consciente de ello. Es una memoria de reconocimiento, en la que sonidos y olores tendrán gran relevancia.

A los tres meses, notarás que tu pequeño ya identifica sus juguetes. Sonríe cuando ve su preferido, aunque eso ya te lo parecía desde las primeras semanas de vida. Sentimos desvelarte que antes se trataba de las típicas sonrisas de bebé, reflejas. Ahora, en cambio, se trata de respuestas ante estímulos externos.

La memoria de un bebé puede recordar a los tres meses juguetes o fotos, según estudios en los que se les mostraban unos días antes. Por otra parte, la memoria del bebé es capaz ya de identificar pasos dentro de una rutina. ¡Sabe lo que le toca después del baño!

 

De 6 a 12 meses

Con solo seis meses, tu bebé ya tendrá plenamente desarrollada su memoria a corto plazo. Te darás cuenta porque empezará a extrañar a sus abuelos y abuelas, hermanos/as, etc. La memoria de un bebé de seis meses le permite recordar las caras de los personajes de un cuento, y algunas palabras. Deja que pase un tiempo, y comprobarás que se reconoce a sí mismo/a en el espejo, o en fotografías.

Puedes hacer un pequeño experimento con tu peque. Esconde algo delante de él y verás cómo la memoria de tu bebé ha evolucionado. ¡Ya no se queda asombrado sino que empieza a buscar el objeto! Esto significa que va adquiriendo la noción de la permanencia del objeto, las cosas continúan aunque no las pueda ver.

 

De 12 a 18 meses

El desarrollo de la memoria del bebé está aquí en un momento clave. Comienza la memoria semántica. Es probable que tu bebé ya pueda comunicarse, a pesar de que le falten palabras.

 

Quizá, como hemos visto, la memoria de tu bebé no le permita recordar todo ese tiempo que estáis pasando juntos. Aún así, podemos influir muy positivamente en su desarrollo actuando como si entendieran todo lo que les decimos o cambiándoles los pañales en el momento justo en que han tenido fugas.

En Hamac tenemos cambiadores portátiles para hacer esto posible.

 

Añadir un comentario

Indica tu nombre :
Indica una dirección e-mail válida
Indica un mensage

En la tienda