¡Bienvenido al Blog de Hamac!

Hamac innova por el bienestar del bebé y del planeta. Os animamos a que habléis de vosotros en este espacio y que compartamos juntos nuestras ideas para seguir mejorando el bienestar de nuestros pequeños. La discusión está abierta. ¿Esperamos vuestros comentarios!

La seguridad del bebé y cómo viajar en las fiestas

01.07.2019 | por Hamac | Cuidados del Bebé

La seguridad del bebé y cómo viajar en las fiestas

Cuando nos convertimos en padres, hay algo que todos y todas tenemos en común. Sentimos algo especial al ponernos al bebé en brazos y apreciar mejor esa nueva vida que comparte algunos de nuestros rasgos.

Hay que cogerlo con cuidado, debería llevar un cartel de frágil. Aunque no se vaya a romper, es importante tener en cuenta algunas cuestiones básicas para la seguridad del bebé.

El bebé en brazos

La seguridad del bebé empieza aquí. Recordemos que gran cantidad de tiempo tendremos cogido a nuestro bebé para que se sienta calmado en contacto con nuestro cuerpo y pueda interactuar con el entorno. Tendremos que vigilar los objetos que pueda tener a su alcance. Subestimar los bracitos del pequeño es un error común a la hora de hablar de la seguridad del bebé.

 

Bebés muy observadores

No podrán hablar, pero se enteran de todo. Hay sonidos que les llaman más la atención, como las voces humanas. La seguridad del bebé tiene que ver con ello, y es que ellos mismos advierten las voces de sus cuidadores. Por el contrario, sonidos de personas desconocidas, o sonidos de alta intensidad, pueden ocasionarles molestias. ¿Sus reacciones? Se mostrarán inquietos, y pueden parpadear, sobresaltarse o llorar.

 

Todo son descubrimientos

El bebé tendrá que procesar gran cantidad de estímulos desde el primer día. Por nuestra parte también nos enfrentaremos a situaciones nuevas.

En ocasiones, podremos dudar de si el bebé es demasiado pequeño para asistir a algún evento que tengamos en nuestras agendas. En realidad, lo imprescindible es la seguridad del bebé. Continuar con nuestros planes es algo positivo, ya que por un lado posibilitaremos nuevas oportunidades de aprendizaje, y, por otro, estaremos ejerciendo nuestra labor de padres sin renunciar a nuestro propio bienestar.

 

Fiestas familiares y con amigos

Los bebés no entienden los significados que tienen las fiestas para nosotros, y se quedan con lo esencial. Para ellos se traducen en movimiento, gente nueva y cambio de horarios. Es posible que disfruten mucho en los momentos iniciales, y que enseguida pasen a estar cansados de tanto ajetreo. Para no comprometer la seguridad del bebé, asegúrate de tener un lugar en el que pueda echarse una siesta y evadirse de tanta fiesta. Asimismo, ve con un poco de tacto antes de colocarle en brazos de otra persona.

 

Viajar con el bebé

Recorridos en coche

Aunque los bebés den mucha guerra a la hora de dormir y haya que responder a sus llamadas varias veces durante la noche, en los viajes se portan muy bien. La gran necesidad de dormir, junto con el suave movimiento de tu coche, harán que tu pequeño pase a ser un angelito. Se recomienda, para la seguridad del bebé, que viaje siempre en sentido contrario a la marcha. No te olvides de llevar contigo un cambiador portátil para las paradas.  

 

Viajes en avión

En muchos aeropuertos existe una cola de prioridad para bebés a la hora de hacer el control de equipaje. Igualmente, piensa en lo que puede llegar a compensar el embarque prioritario para la seguridad del bebé.

Por el trayecto no te preocupes, la tripulación está más que acostumbrada y te proporcionará un cinturón extra y un mini chaleco salvavidas. Por tu parte, controla las tomas como si estuvieses en tu casa y déjale su chupete para evitar la presión en los oídos.

 

¿Nos cuentas alguna anécdota graciosa que te haya pasado con tu bebé viajando o en fiestas?

Añadir un comentario

Indica tu nombre :
Indica una dirección e-mail válida
Indica un mensage