¡Bienvenido al Blog de Hamac!

Hamac innova por el bienestar del bebé y del planeta. Os animamos a que habléis de vosotros en este espacio y que compartamos juntos nuestras ideas para seguir mejorando el bienestar de nuestros pequeños. La discusión está abierta. ¿Esperamos vuestros comentarios!

¿Qué son los Spa para bebés? ¿Cuáles son sus beneficios?

11.02.2019 | por Hamac | Cuidados del Bebé

¿Qué son los Spa para bebés? ¿Cuáles son sus beneficios?

El Spa para bebés es un establecimiento dotado de instalaciones adecuadas para la realización de actividades acuáticas como la hidroterapia y masajes terapéuticos para niños desde recién nacidos hasta casi los dos años.

Allí se reproduce el ambiente cálido en el que se encontraba el pequeño antes de su nacimiento. En el agua calentita el bebé relaja sus músculos y disfruta del movimiento suave de su cuerpo, empieza a expresar en su carita las primeras sonrisas.

Las sesiones de Spa se recomiendan a partir del momento en el que el bebé y la madre estén recuperados del parto.

El momento del parto es un momento mágico, pero a la vez estresante. Si eres una mamá primeriza mucho más. Las primeras horas son cruciales para que el vínculo entre madre e hijo se afiance.

La felicidad es inmensa, tener en tus brazos a esa personita que llevas esperando durante tantos meses. Pero, entre la inexperiencia, las dudas y el mal dormir, hace que el estrés vaya en aumento.

Las emociones van fluctuando y en esos casos, nada mejor que realizar una actividad en la que puedan distraerse todos y conectar de una forma diferente en otro ambiente.

La visita al Spa de los padres y el recién nacido ayuda a que los tres pasen un tiempo de distención, de dejarse llevar por la nueva experiencia, un momento de felicidad plena.

 

Que vas a encontrar en el Spa

El agua de las bañeras neonatales está a la temperatura adecuada, según la edad del bebé, y cuenta con todas las medidas higiénicas que el niño necesita para estar seguro.

En los spas son muy cuidadosos con la higiene del agua, realizan la limpieza con ozono, ya que el cloro podría hacer daño a la piel y los ojos de los recién nacidos.

Con la ayuda de unos flotadores adaptados a su peso, permanecen en posición vertical, durante el tiempo que dura la sesión, que será de 10 a 30 minutos, según se vaya adaptando.

Durante el tiempo en el que está flotando en el agua, sus músculos se activan y con los movimientos va reforzando sus piernas y brazos que lo ayudarán a estar en mejor estado para empezar luego a gatear o caminar.

 

Que necesitas llevar al Spa

-        Una toalla.

-        Un panal-de-natación

-        El pañal de tela que utilices el clásico o el TMAC.

-        El absorbente.

-        Una muda de ropa para cambiarlo después de la actividad.

-        Y muchas ganas de disfrutar de una experiencia relajante.

 

Los beneficios de la hidroterapia

-        Estar en el agua, a la temperatura que el bebé necesita, hace que se relaje, les calma y se sienten a gusto.

-        Ayuda a aliviar los cólicos, gases y estreñimiento que normalmente se producen en los primeros meses de vida.

-        El estar en movimiento en el agua, mejora el sistema digestivo y circulatorio.

-        Mejora la densidad muscular y ósea.

-        Mejora su capacidad pulmonar.

-        Desarrolla su capacidad psicomotora.

-        Se estimulan los reflejos innatos de la natación, lo que luego le ayudará a comenzar a nadar.

-        Mejora la calidad del sueño.

 

Después del agua una sesión de Masajes

En algunos centros enseñan a los padres a realizar masajes a sus bebés como parte del servicio. En otros hay profesionales que realizan estos tratamientos.

Estos masajes ayudan a los bebes, con los cólicos, facilitando la eliminación de gases y mejorando el tránsito intestinal. Uno de los problemas más habituales en esta etapa, ya que la inmadurez de su intestino les causa mucho dolor al intentar eliminar los gases. Es normal que pasen muchas horas llorando y los padres sin saber cómo ayudarles.

Por eso para aliviar el malestar, saber como masajear a nuestro bebé le evitará horas de dolor.

Porque es desesperante estar con tu bebé que llora desconsoladamente durante horas todos los días y no saber que hacer.  Que en ninguna posición esté a gusto.

Los masajes y ejercicios que nos enseñan en el Spa también se pueden repetir en casa, en esos momentos en los que el bebé este incomodo, nervioso o simplemente quiera estar en contacto con su madre.

La piel del pequeño es muy sensible y el tacto de las caricias o masajes hace que se sienta mejor.

¡Cuando ves la sonrisa de tu hijo, sabes que vas por buen camino!

Las madres también necesitan ese contacto piel con piel, que le da sentido a toda esa revolución de hormonas. 

Seguramente antes de que naciera, dormías toda la noche y no escuchabas ningún tipo de ruido. Y ahora, por más distancia que haya entre tu bebe y tú, al dormir oyes hasta su respiración. Seguro que te despiertas continuamente para asegurarte de que está bien y, al verlo, te sonríe el corazón.

Observar cómo duermen es muy bonito.

 

Conclusión:

Toda actividad relajante para el bebé, como para los padres, tiene efectos positivos a nivel físico y psicológico.

Los bebes no vienen con manual de instrucciones y a ser padres se aprende día a día, con las pequeñas cosas que van surgiendo.

Disfruta de cada momento que pases con tu peque, tanto el como tú se merecen disfrutar de una tarde de Spa.

¿Te gustaría contarnos tu experiencia en el Spa con tu bebé? ¿Descubriste algún beneficio que nosotros no mencionamos?

 

¡Seguidnos en nuestra página de http://www.facebook.com/Hamac.bebes/  y contadnos la experiencia!

 

Añadir un comentario

Indica tu nombre :
Indica una dirección e-mail válida
Indica un mensage