¡Bienvenido al Blog de Hamac!

Hamac innova por el bienestar del bebé y del planeta. Os animamos a que habléis de vosotros en este espacio y que compartamos juntos nuestras ideas para seguir mejorando el bienestar de nuestros pequeños. La discusión está abierta. ¿Esperamos vuestros comentarios!

Cómo evitar que tu bebé pase frío en invierno

13.11.2018 | por Hamac | Cuidados del Bebé

Cómo evitar que tu bebé pase frío en invierno

Ha llegado el frío y no sabes cómo vestir a tu bebé. Empiezas a buscar toda clase de accesorios:

  • gorros,

  • manoplas (o guantes si son más mayores)

  • los monos más abrigados que encuentras,

  • calcetines de algodón, por si le sudan los pies que no se les queden mojados

para enfundárselos al pequeño y sin saber si, quizás, le estás abrigando demasiado.


Te empiezas a cargar de mantitas de todos los grosores, le pones sábanas de felpa, para que se sienta calentito, pones la calefacción en cuanto se empieza a notar las bajadas de la temperatura, etc.

El calzado es super importante, si aún no camina unos patuquitos, de esos calentitos que tejen las abuelas con tanto amor, y si es más mayor un zapato que le mantenga el pie seco, que deje traspirar al pie.

Nos llenamos de todo tipo de prendas y accesorios, y a veces nos olvidamos, que el pañal hay que cambiarlo, cada vez que hace pis o caca y con tanta ropa se nos hace muy pesado.

Para ayudarte a que tu bebé no pase frío, te damos algunos consejos que te servirán para pasar mejor esta temporada de frío.


*1. Viste a tu bebé al estilo “Cebolla”: por capas.


Los bodis de manga larga son la mejor opción, luego un pelele o pijama entero, que tenga la abertura entre las piernas, son mejores que los que vienen abiertos por la espalda, porque son más incómodos de quitar.

Para que el bebé conserve la temperatura por encima un conjunto de pantalón y jersey  que le abrigue.

O un mono entero si vas a salir a la calle, con un gorrito y manoplas.

Así cuando notes que tiene calor le vas quitando la ropa, y va aclimatándose poco a poco.


*2. Utiliza prendas de algodón

Las prendas que están en contacto con la piel, es mejor que sean de algodón. Los peleles o bodis, mejor si son abiertos entre las piernas para facilitar el cambio de pañales, sobre todo si estás en lugares sin calefacción.

Recuerda que en Hamac disponemos de nuestro pañal de tela ecológico T-Mac, con el que puedes realizar el cambio con una sola mano.

Los bodis son ideales para poner debajo de un conjunto de dos piezas para que la cintura no quede al aire, mientras el bebé se mueve.

La ropa debe ser los suficientemente amplia para que le de libertad de movimiento.



*3. Controla la temperatura de tu hogar

La temperatura ideal de la casa debería estar entre los 20º y 22º C. Nunca debes acostar al bebé cerca de la calefacción.

Para saber si tiene frío, simplemente debes tocarle la punta de la nariz o la nuca. Si está frío, le pones otra capa de ropa y si está muy caliente o suda, le quitas una capa.

Por la noche, vístele con un body de algodón y un pijama. Con eso es suficiente, ya que le estás abrigando con la ropa de cama.

Recuerda que por la noche es mejor que utilices los pañales con absorbente especial. Así podrá aguantarla entera sin necesidad de cambiarle.  

Pero si el bebé es muy inquieto para dormir y se destapa constantemente, te recomendamos los sacos de dormir. Así, aunque se mueva, nunca se destapa y dormirá de un tirón toda la noche.


*4. Elige las horas más adecuadas para sacarle de casa

Lo que más nos preocupa al salir de casa, es que no pase frío. Pero si le abrigamos bien, no será un problema.

Es recomendable sacar al bebé de casa a diario, si es posible a las horas del mediodía, que es cuando hay mejores temperaturas. Aunque este nublado no dejes de proteger su piel de las radiaciones solares.

Si lo sacas con el cochecito utiliza los sacos que se adaptan a la silla para que el bebé esté cubierto de las inclemencias del tiempo.

Si vas a estar fuera muchas horas te sugerimos que te lleves la bolsa para guardar los absorbentes sucios.


En definitiva, para que tu bebé no pase frío este invierno, lo importante es vigilar los cambios de temperatura bruscos. Es lo que les afecta a los niños.

Abriga a tu bebé y sal a disfrutar de un paso. Será un bonito momento para estar juntos disfrutando de los paisajes otoñales.

Seguro que le harás muchas fotos ¿Te gustaría compartir con nosotros es entorno?


Añadir un comentario

Indica tu nombre :
Indica una dirección e-mail válida
Indica un mensage