¡Bienvenido al Blog de Hamac!

Hamac innova por el bienestar del bebé y del planeta. Os animamos a que habléis de vosotros en este espacio y que compartamos juntos nuestras ideas para seguir mejorando el bienestar de nuestros pequeños. La discusión está abierta. ¿Esperamos vuestros comentarios!

¿Qué es la Crianza con Apego? Consejos Hamac

26.10.2018 | por Hamac | Educación y Crianza

¿Qué es la Crianza con Apego? Consejos Hamac

El apego es el vínculo emocional que necesita el bebé por parte de sus cuidadores, que solemos ser los padres. Es esa forma instintiva que tenemos para cuidar a nuestro bebé, eso que no se explica en los libros y que sólo quien ha sido madre sabe entenderlo en toda su magnitud.

¿Verdad que sabes a qué nos referimos?
Hoy te damos algunos consejos para que te sea más fácil mantener esos cuidados amorosos a tu hijo.

¿Qué es la Crianza con Apego?

La Crianza con Apego es un término que acuñó el Dr. Sears, es la forma natural e instintiva con la que cuidarías a tu hijo.

Está crianza promueve el contacto directo de la mamá con su bebé el mayor tiempo posible, durante los tres primeros años de vida, en los que el bebé alcanza el mayor porcentaje de desarrollo de su cerebro.

Cuando al nacer al bebé te lo ponen en el pecho, ese momento único se crea un lazo afectivo que será para siempre. Las hormonas comienzan a trabajar sin parar y tu pecho se prepara para amamantar desde el primer momento del nacimiento hasta cuando tú decidas, es un proceso que te une más con tu hijo.

El contacto piel con piel le genera seguridad, es un momento de extrema sensibilidad para ambos. Es el momento que llevas esperando muchas semanas, es ver su carita y todo el dolor que pudiste tener en el parto se te esfuma.

Las emociones se revolucionan, te entran las dudas de como cuidar del bebé, si sabrás hacerlo o no.

Pero el instinto maternal, nos lleva a hacer lo correcto, al principio el bebé llora y no sabes por qué y vuelves las dudas y aparecen los miedos por si no lo haremos bien.  

Primero pruebas ponerlo al pecho para ver si tiene hambre, pruebas todas las formas posibles de que se enganche al pezón, intentas que no se te ahogue si sale mucha leche, o si no sale intentas mejorar la succión para que pueda empezar a producirse más leche.

Si sigue llorando revisas el pañal, si está mojado, si se hizo caca, si el culito está irritado, si le pusiste mal el pañal y tiene fugas o le aprieta.

No te preocupes porque a todas las primerizas nos pasa.

Los primeros días son de aprendizaje, tienes un bebé que da sus señales de incomodidad de la única forma que conoce: llorando. Y tú vas poco a poco aprendiendo el significado del llanto.

Sólo te queda ponerlo en tu pecho, piel con piel, que escuche el latido de tu corazón, ese mismo que escuchaba cada día en el vientre.

Reconocerá ese sonido que lo acompaño y sabrá que está seguro y dejará de llorar.


La Crianza con apego tiene muchos beneficios.

El vínculo madre e hijo se refuerza cada día, pasas mucho tiempo en contacto uno con el otro.

Refuerza el instinto maternal, conoces a tu bebé mucho más, entiendes mejor sus necesidades.

El bebé se siente seguro y querido, su crecimiento será mejor.

Desarrollara mejores vínculos en todas las etapas del desarrollo.

Mejora su capacidad e independencia y, al tener sus necesidades satisfechas, empieza a explorar nuevas cosas.


Consejos para la crianza con apego

Si crees en la crianza con apego, seguro que te gustará leer estos consejos:


Utiliza el porta bebés

Lleva a tu bebé encima todo el tiempo que puedas, el bebé se sentirá seguro y tú tranquila sabiendo que está bien.  El porta bebés te permiten llevarlo en el pecho.


En el hogar, mantenlo a tu lado

Cuando estés haciendo tareas del hogar, llévalo en su silla contigo, que te vea, habla con él, cuéntale lo que estás haciendo.

Es importante que de pequeño se acostumbre a distintos ambientes, ruidos, luz. Para que, en cualquier circunstancia, su rutina no se vea afectada.


Practica el colecho

Para dormir puedes ponerlo en tu cama, así te será más fácil amamantarlo por la noche, y al sentirse acompañado descansará mejor y mucho más tiempo.

Si quieres saber más del colecho, te invitamos a leer nuestro post:

https://www.hamac.es/blog/index/billet/12078_ventajas-del-colecho-y-2

Por las noches utiliza los pañales de tela Hamac con el absorbente especial para noche.

Está compuesto por cuatro capas de microfibra para asegurar 12 horas de absorción y que tu bebé duerma plácidamente sin sentirse mojado.


Consíguele un objeto de apego

Para cuando no puedas estar con tu bebé, seguro que has notado, que un muñeco, una sabanita, una toalla, algo, llama su atención y quiere estar todo el tiempo con ese objeto. Es un objeto de apego, que le recuerda a ti.

Es un sustituto para sentirse tranquilo cuando tú no estás. Intenta que cuando tengas que dejarlo con otra persona, que en su neceser no falte junto a sus pañales, absorbentes, ropa, baberos, etc. Ese objeto especial de apego.

Cada bebé escoge algo diferente.


En definitiva, criar con apego es dar amor a tu bebé para que se sienta querido y aprender a ser mamá cada día.  Guíate por tu instinto y todo irá muy bien.


Añadir un comentario

Indica tu nombre :
Indica una dirección e-mail válida
Indica un mensage