¡Bienvenido al Blog de Hamac!

Hamac innova por el bienestar del bebé y del planeta. Os animamos a que habléis de vosotros en este espacio y que compartamos juntos nuestras ideas para seguir mejorando el bienestar de nuestros pequeños. La discusión está abierta. ¿Esperamos vuestros comentarios!

¿Por qué enseñar a flotar a tu bebé?

26.07.2018 | por Hamac | Educación y Crianza

¿Por qué enseñar a flotar a tu bebé?

Estamos en los meses de piscina y mar por excelencia. Los bebés disfrutan con el agua y flotar les deja una gran libertad de movimientos que les hace disfrutar aún más.

¿Qué beneficios tiene para tu bebé y para ti que enseñarle a flotar?

 

 

 

¿Sabes que a partir de los 4 meses de edad los pediatras ya recomiendan que les enseñemos a flotar en el agua?

Hace un tiempo ya te hablamos de cómo enseñar a flotar a tu bebé.

Hoy veremos por qué es importante hacerlo.

 

¿Cuáles son los beneficios de flotar en el agua?

Refuerza los vínculos en la familia

Este tipo de enseñanza-aprendizaje hace que ambos paséis más tiempo con vuestro bebé. Además, es un tiempo de calidad, con mucho contacto físico, relajante y con risas.

¡Probad a hacerlo y mamá, papá y peque disfrutaréis de lo lindo este verano!

 

Favorece su desarrollo psicomotor.

Los movimientos que se requieren para flotar afectan a todo el cuerpo: brazos, piernas, cuello, abdomen…

Por tanto, toda esta actividad le ayudará a desarrollar su musculación y mantener el equilibrio.

Este equilibrio es el que le obliga a tomar referencias con respecto al mundo que le rodea. Notará lo que es la profundidad, sentirá la distancia de la orilla o el borde de la piscina y conocerá a cuánto de lejos o cerca que está de ti cuando le mantengas sujeto.

 

Refuerza su forma física

Ya sabemos que la natación es uno de los deportes más completos para los humanos. Salvando las distancias con los adultos, los bebés tienen ahora la posibilidad de mejorar su capacidad pulmonar y la resistencia de su corazón.

El chapoteo es ideal para ello.

 

Mejora el sueño y la alimentación

Hacer deporte es muy sano… ¡también para tu bebé!

Pero, además, imagínate que coma bien y se eche una siesta que te deje a ti tranquila. ¡Un momento para ti con el que no contabas!

Todo el tiempo que está en el agua le va a dar hambre. Es lo que tiene hacer ejercicio.

Y con el estómago lleno y el cansancio físico ¿qué es lo que más apetece? Exacto. Una buena siesta.

 

Aumenta su autoestima

No minimices este beneficio sólo porque tu hijo es un bebé. Es ahora cuando ya empieza a formar su carácter.

Decimos que aprender a flotar aumenta su autoestima porque él se va a sentir que domina un nuevo medio en el que desenvolverse: el agua.

Eso le transmite confianza y seguridad en sí mismo, lo que le ayudará a afrontar otras situaciones en su vida que le supongan un reto.

 

¿Dónde enseñar a flotar a tu bebé?

Depende de la edad de tu hijo puedes elegir el mar o la piscina.

Si es pequeñito todavía, mejor que empieces en la piscina infantil. El agua es más tranquila y suele tener una temperatura más apropiada para él.

Además, es posible que tengas menos gente a tu alrededor y el aprendizaje sea más tranquilo para todos.

Pero si estás de vacaciones en la playa y ves que a tu hijo ya no le asustan las olas, puedes aprovechar para entrar con él en la orilla.

Eso sí, tomad precauciones en ambos casos.

 

Una recomendación final cuando mientras enseñas a tu hijo a flotar

Ya sabes que el agua y el sol son una combinación terrible para la sensible piel de tu bebé.

No te arriesgues a que se queme. Pero tampoco acortes el tiempo que os apetece estar “en remjo” solo por esta razón.

Protégele con las camisetas anti-UV que tenemos en Hamac. La tela es muy fina, para que tu pequeño se pueda mover libremente. Secan muy rápido y puedes combinarlas con el pañal de natación.

¡Aprovecha nuestras rebajas de verano y disfruta enseñando a flotar a tu bebé!

Añadir un comentario

Indica tu nombre :
Indica una dirección e-mail válida
Indica un mensage