¡Bienvenido al Blog de Hamac!

Hamac innova por el bienestar del bebé y del planeta. Os animamos a que habléis de vosotros en este espacio y que compartamos juntos nuestras ideas para seguir mejorando el bienestar de nuestros pequeños. La discusión está abierta. ¿Esperamos vuestros comentarios!

Cómo enseñar a controlar el pipi a tu hijo

16.02.2017 | por Hamac | Educación y Crianza

Cómo enseñar a controlar el pipi a tu hijo
Te dejamos 5 consejos para ayudarte a que enseñes a tu hijo a controlar los esfínteres. Si eres una mamá que ya ha pasado por esto, ¿cuál sería tu consejo 6?

Seguramente estás deseando que tu pequeño deje el pañal y aprenda a controlar el pipí. ¿Qué puedes hacer para enseñarle?

Vaya por delante que si tu pequeño necesita un poco de tiempo, no te agobies ni le agobies, porque es normal. Cada persona es un mundo y ellos también necesitan su tiempo.

Te dejamos unos consejos que esperamos te ayuden a lograrlo de forma más fácil.

 

1. No utilizar las expresiones “eres mayor” o similares

Tú sabes que la madurez de una persona no se mide por la edad, sino por los actos. Y los niños son igual. Maduran de la misma forma que un adolescente o un adulto, pero con las conductas adecuadas a su momento evolutivo.

Con este tipo de frases lo que podemos provocarle es un bloqueo por la presión que le damos. Y ello, probablemente le lleve a una sensación de vergüenza cuando no pueda controlarlo. Por consiguiente, retrasamos el momento en que él pueda controlar su pipí.

 

2.  No corras en retirarle el pañal si le cuesta

De hecho, lo ideal es que se quitara el pañal él solo. Porque llega en la vida de todo niño llega un momento en que le molesta.

Pero si quieres anticiparte y prefieres enseñar a controlar el pipi a tu hijo, te recomendamos que utilices el pañal de aprendizaje de Hamac.

Es un pañal de tela, como una braguita o slip y por eso a los niños les resulta más fácil de quitar. De esta forma es más fácil que imiten la conducta de papá o mamá.

No obstante, si ves que les cuesta, no fuerces. Llegará un momento en que lo hagan de forma más natural.

 

3. Aprovecha el buen tiempo para enseñarle.

Puedes elegir cualquier época del año para enseñar a tu hijo a ir al baño a hacer pipí. Controlar los esfínteres es un proceso madurativo.

Sin embargo, si ves que con el frío le cuesta más, espera a que llegue la primavera o verano. Llevar menos ropa o nada. Si se les escapa un pipí o una caca en casa puedes aprovechar para explicarles lo que ha sucedido y que el orinal es la alternativa adecuada.

Además, es más fácil de limpiar eso que no la ropa interior, ¿no?

 

4. Explícale el por qué la importancia de controlar el pipí.

Es importante que tu hijo se sienta cómodo mientras dura el proceso de aprendizaje. Por eso, háblale.

Explica a tu hijo por qué hay que dejar los pañales. Enséñale a entender, poco a poco, qué es el pipí y la caca. Y repítele que te pida cuando tiene ganas de hacerlo.

 

5. ¿Orinal o WC?

¿Tienes dudas sobre si enseñarle a ir al WC o a utilizar el orinal? ¿Y si no le gusta ninguna de las dos cosas?

Tranquila porque hay otra solución: el pañal.

Lo fundamental es que tu hijo aprenda a controlar el pipí, a decir que lo tiene.

 

Nos gustaría insistir, sobretodo, en la naturalidad de este proceso.

Tu hijo no debería vivir este momento como traumático.

Como decíamos, al final forma parte de su desarrollo evolutivo.

Puedes ayudar y enseñar a tu hijo a controlar el pipí, pero no le presiones, déjale crecer.

 

Si tú ya lo has conseguido con tu pequeño, ¿nos cuentas tu experiencia?

 

Añadir un comentario

Indica tu nombre :
Indica una dirección e-mail válida
Indica un mensage