¡Bienvenido al Blog de Hamac!

Hamac innova por el bienestar del bebé y del planeta. Os animamos a que habléis de vosotros en este espacio y que compartamos juntos nuestras ideas para seguir mejorando el bienestar de nuestros pequeños. La discusión está abierta. ¿Esperamos vuestros comentarios!

Qué es la motricidad gruesa y fina en tu bebé

18.01.2017 | por Hamac | Educación y Crianza

Qué es la motricidad gruesa y fina en tu bebé
¿En qué consiste la psicomotricidad? ¿Qué puedes hacer para estimular la motricidad de tu bebé? Sigue leyendo y te lo conamos.

¿No es increíble ver cómo tu bebé crece y cada vez incorpora más movimientos?
La motricidad le ayuda a relacionarse con su entorno y va desplegando y desarrollando habilidades propias de la edad.

 

¿Qué es la motricidad?

Nos dice Wikipedia que hablamos de motricidad para referirnos al

 

movimiento voluntario de una persona, coordinado por la corteza cerebral
y estructuras secundarias que lo modulan.


Tu bebé consigue desarrollarla con la experiencia y el aprendizaje que va adquiriendo con el paso del tiempo, muy rápido los primeros años de su vida.

Al principio de su vida son movimientos involuntarios pero poco a poco los realiza a voluntad, aunque con poca coordinación.

Los expertos diferencian dos tipos de motricidad: la gruesa y la fina.
¿En qué consiste cada una?

 

¿Qué es la motricidad gruesa?

Es la primera que el niño desarrolla. La experiencia con su entorno le hace adquirir habilidades grandes, como gatear, andar, correr o saltar.

Cada bebé la adquiere a un ritmo diferente en función de los estímulos que recibe y de la genética que incorpora. Pero en todos, el proceso es el mismo: comienza por la cabeza, sigue por el tronco, las caderas y termina en las piernas y pies.

 

¿Qué es la motricidad fina?

Son los pequeños movimientos que tu bebé ejecuta con mayor precisión. Principalmente se llevan a cabo con las manos y los pies, pero también las expresiones faciales son consideradas como motricidad fina.

Colorear, dibujar, hacer un nudo o realizar muecas que muestren emociones son ejemplos de ella.

¿Por qué es importante estimular la motricidad del bebé?

El desarrollo de la motricidad gruesa y fina, aunque torpe en los inicios de la vida de tu pequeño, estimula su cerebro. Y ello contribuye a la mejora de las áreas cognitiva y del lenguaje.

Por eso, es importante que toda la familia colaboréis en ello.

El juego es uno de los primeros signos de motricidad en los niños, por tanto os será fácil participar en ello. Hermanos, abuelos y tíos pueden divertirse mientras estimulan a tu bebé.

 

¿Cómo estimular la motricidad gruesa?

Se trata de hacer que tu bebé mejore sus movimientos gruesos, así que, ¿qué tal si bailáis juntos o le dais unas patadas al balón?

También podéis jugar al “truque” o “rayola”, evitar pisar líneas, hacer muecas o imitar los sonidos de los animales.

Eso sí, ayuda a que se sienta libre y cómodo con esos movimientos.

 

¿Cómo estimular la motricidad fina?

Los juegos de habilidad y de destreza son los que más favorecen el desarrollo de la motricidad dina.

Por eso, construye alguna pieza con él, facilítale un cuaderno para colorear y hazle participar en juegos interactivos.

A nivel cotidiano, avanzarás mucho si le enseñas a comer o vestirse solo.

Eso sí, si aún lleva pañales, intenta ponérselo fácil con nuestros pañales de aprendizaje, que se ponen y quitan como una braguita o slip.

 

Sin duda este es un tema de lo más interesante e importante en los primeros años de vida de nuestros bebés.

Y, seguramente, vosotros ya habéis estado desarrollando su motricidad, quizá sin saberlo. ¿A qué soléis jugar?

 

Añadir un comentario

Indica tu nombre :
Indica una dirección e-mail válida
Indica un mensage